Paginas

lunes, 28 de agosto de 2017

Pintando ejércitos ¿Cuál es fácil y cuál difícil? (3ª PARTE)

Esta entrada es una continuación directa de Pintando ejércitos ¿Cuál es fácil y cual difícil? y Pintando ejércitos ¿Cuál es fácil y cuál difícil? (2ª PARTE).

Eldars

La raza que antaño gobernó la Galaxia ahora se encuentra cerca de la extinción, pero pese a ser pocos su tecnología y poderes psíquicos los convierten en una peligrosa amenaza.
Con estas sierras se cortan divinamente los embutidos
Si antes hemos hablado de tropas dispares y toscas como los Orkos o las fuerzas del Caos ahora estamos justo en el caso contrario. Los Eldars se distinguen por su estilizado diseño y uniformidad entre sus filas. Las formas curvadas y lisas son algo habitual en ellos, confiriéndoles una apariencia elegante. El caso es que se ven bonitos pero su pintado no es precisamente el más simple.


Por lo general los esquemas son de colores muy vivos, pudiendo todo el ejército compartir el mismo... o no. Estos xenos disponen de variada infantería donde las miniaturas cambian un tanto y pueden pintarse con otros colores (escorpiones asesinos, espectros aullantes), lo cual no favorece mucho el pintado en serie si optamos por esto último. En cuanto a detalles no incluyen tantos como otras minis pero tampoco es que les falten. Especial mención requieren sus joyas espirituales, que conllevan mucho trabajo si pintamos bien cada una. Ah, y no olvidemos a sus aliados Arlequines. Esos sí que pueden dan currele gracias a su vestimenta "romboide" (opcional, por supuesto).


Respecto al tema vehículos hay bípodes así como motos y tanques gravitatorios. Estos son perfectos para realizar freehands sobre sus blindajes (existen verdaderas obras de arte), pero al ser superficies curvadas resulta más difícil. El tamaño no suele ser grande salvo en algún caso aislado (Caballero Espectral) y los interiores no dan mucho trabajo. Por cierto, gracias a su tecnología gravítica no hay ni una sola miniatura sin peana (ni eso nos ahorramos). Para finalizar diré que los Eldars permiten bastante libertad a la hora de pintarlos, pero si queremos realmente sacarles partido hay que trabajar mucho.

LO FÁCIL:
  • Admiten variados esquemas de color.
  • No hay miniaturas excesivamente grandes.
  • En sustitución de los freehands las calcomanías les sientan bastante bien.
  • Casi ninguna cara al descubierto y pocos ropajes en general. 
LO DIFÍCIL:
  • Tienen esquemas de colores intensos y luminosos, lo que cuesta más.
  • Poco aptos para el pintado en serie "general"(de todo el ejército), pero sí cuando se trata de miniaturas del mismo tipo.
  • Idóneos para lucirse con el pintado de joyas, los degradados y también freehands en estandartes, capas, cascos o fuselajes. Tampoco puede descartarse el MNM.
  • Los aliados Arlequines suponen un reto con su vestimenta.
Como alguien me estropee la chapa es que lo mato
EL VEREDICTO:

DIFICULTAD ELEVADA: Si realmente quieres aprovechar las posibilidades que ofrecen estos coloridos y elegantes xenos necesitarás no sólo paciencia, sino también conocimientos pictóricos. Lo cierto es que están considerados de los más difíciles por un buen número de aficionados.

Necrones

Antaño conocidos por los Necrontyr esta civilización fue transformada en los inmortales y despiadados Necrones. Han permanecido durmientes en sus tumbas de estasis durante milenios, pero ahora despiertan para acabar con todo rastro de vida en su camino.
Ya me has pintado con MNM. Ahora los treinta que faltan
Otro ejército de aspecto homogéneo pero en esta ocasión del bando malvado, para variar. Se trata de una hueste formada básicamente por androides de aspecto esquelético junto a otras criaturas con forma insectoide, todo con una estética futurista (un poco egipcia) y amenazante. La principal característica es una predominancia del color plateado junto al negro o verde oscuro. Se pueden pintar de otra forma por supuesto, pero esa es la habitual.

Las miniaturas parecen enteramente fabricadas en serie, porque son casi idénticas unas a otras. Varían en algún pequeño detalle (los guerreros necrones ni eso) y la pose, pero nada más. Otro punto llamativo son sus barritas verdes para las armas Gauss y Dáculus, lo que da un toque de distinción único a esta fuerza inmortal. Las minis no llevan por lo general excesivos detalles que requieran pintar con otro color, y no hay ni un centímetro de piel entre tanto metal (salvo los C´tan). Algunas tienen capas o faldas pero igualmente son metálicas, salvo que las pintemos como si fuesen de piedra. También les podemos aplicar efectos de suciedad y corrosión que no revisten especial dificultad.

Dada su avanzadísima tecnología poseen muchos vehículos gravitatorios como pasa en otras razas, pero hay excepciones como el Acechante, el Monolito o el Obelisco. Algunos son grandes, trabajosos de pintar y bastante diferentes entre sí, de modo que requieren más esfuerzo que la infantería. No obstante que esto no eche a nadie para atrás, pues los Necrones son posiblemente el ejército más sencillo y rápido de pintar en WH40K con un resultado decente.

LO FÁCIL:
  • Resultan perfectos para pintar en serie. Admiten variados esquemas, pero el clásico (plata) y sus variantes son los más populares.
  • Mucho metal plateado que es algo bastante fácil de pintar, y además admite pincel seco. Los tonos negro o verde oscuro también son sencillos.
  • Bastantes miniaturas son prácticamente clónicas. Es un ejército que se puede pintar muy deprisa porque además emplea pocos colores.
  • Cero por ciento de piel y no especialmente aptos para los freehands. 
LO DIFÍCIL:
  • Se pueden pintar con MNM... ¡Todos!
  • Les van bien los degradados y efectos de luz (el aerógrafo ayuda). Igualmente el perfilado de bordes así como el MNM en las cuchillas. 
  • Algunos vehículos suponen mucho trabajo, como el Arca o la Cripta dada su tripulación y modelado respectivamente. Los detalles, el tamaño y la desigualdad de los vehículos pueden convertirlos en la parte más dura del pintado.
  • Resulta muy aburrido pintar tantas miniaturas casi idénticas, en especial si optamos por un esquema algo complejo que requiera mayor tiempo.
Pasa dentro que no mordemos, sólo desintegramos
EL VEREDICTO:

DIFICULTAD REDUCIDA: Nos encontramos posiblemente ante la facción más veloz y simple de pintar. Pincel seco plateado, lavado con tinta negra, algún detalle en verde et voilá, ya tenemos un necrón listo. Pero esto es para nivel tabletop o por debajo, ya que si queremos pintarlos bien de verdad -empleando técnicas para añadir efectos- la cosa se complica más que el mecanismo de un arma Gauss.

Eldars Oscuros

Son la parte más siniestra de la raza Eldar, una despiadada fuerza de piratas provenientes de Commorragh que ataca y se retira de forma rauda e inesperada. Dado que se nutren del dolor de sus víctimas a las que torturan sin la menor compasión, siempre es preferible morir a caer en sus manos.
Nada, que no me sale novio ni a la de tres
Menudos angelitos, ¿verdad? Bueno, para empezar que no os engañe el hecho de que sean Eldar, puesto que a efectos de pintado poco tienen que ver con sus "primos". Su apariencia en parte mantiene la estética de curvas suaves, pero con la inclusión de elementos amenazantes como los pinchos, cadenas, látigos o cuchillas que les dan un aspecto amenazador y también medieval.

Como suele ocurrir en las huestes del mal sus esquemas son oscuros y existe poca uniformidad de tropas. Se trata de miniaturas que se suelen pintar directamente con esquema negro, o bien un verde, azul, o morado muy oscuro. Esto significa que el esquema vendrá definido por los colores que apliquemos a los detalles y en especial a los bordes de la armadura con la técnica del perfilado. Pero no todas las minis son Eldars, pues hay varias monstruosidades que requieren su propio esquema. Además las diferencias entre los Eldars Oscuros son notorias, pues también hay brujas e íncubos.

¿Y los vehículos? Motos y aeronaves similares a las de sus parientes Eldar, con la diferencia de poseer barcazas gravíticas en vez de tanques. En general las minis son detalladas y hay bastante variedad de poses (algo usual para los malos), pero como ya imaginaréis no nos va a facilitar el trabajo.

LO FÁCIL:
  • Colores base muy oscuros, que como digo siempre es más sencillo.
  • No demasiados esquemas y parecidos entre sí.
  • Por lo general las minis de infantería son pequeñitas.
  • No casan mucho con efectos de suciedad o deterioro. Tampoco los freehands salvo en estandartes o algún fuselaje.
LO DIFÍCIL:
  • Las monstruosidades son muy distintas a los eldars. Por tanto resultan poco aptos para el pintado en serie salvo con miniaturas del mismo tipo, e incluso así existen apreciables diferencias.
  • Es necesario perfilar los bordes de las corazas y blindajes, sumado a que tenemos no pocos detalles en cada miniatura. Además hay bastantes rostros y piel.
  • Los que llevan armadura segmentada son aptos para el MNM, y según el modelo pueden venirle bien efectos de luz (en los ojos o el arma con OSL).
  • Los Incursores y Devastadores incluyen bastante tripulación de cuerpo entero, o sea que más infantería para pintar.
Si no somos malvados, es que tenemos mala prensa
EL VEREDICTO:

DIFICULTAD ELEVADA: Pese a mostrarse diferentes a los Eldars convencionales la dificultad para pintarlos no varía demasiado. Las caras, la piel, las muchas desigualdades y tener que perfilar en luz los bordes (esto requiere precisión) nos mantendrán bastantes horas con el pincel en la mano.

Tiránidos

Provenientes de otra galaxia esta plaga conocida como el Gran Devorador consume toda la materia orgánica a su paso con el fin de evolucionar. Una miríada de hostiles y aterradoras criaturas cuya hambre nunca tiene fin ¡Cualquiera los invita a comer!
¿Hay Guardias Imperiales delante? ¡Buffet libre chicos!
Esta facción resulta un tanto especial porque es la única que no posee ninguna tecnología propiamente dicha. Todo su armamento, transporte y equipo está basado en la manipulación genética, lo que se traduce en un ejército formado exclusivamente por una horda de monstruosas criaturas.

El aspecto de los Tiránidos recuerda un tanto al bicho de la peli "Alien", sin duda un diseño pensado para provocar miedo. Muchos cuerpos son esqueléticos y todos tienen zonas recubiertas por caparazones de quitina a modo de armadura, o sea que no necesitaremos pinturas metálicas. Las diferencias entre minis del mismo tipo son más bien pocas a excepción del armamento, y en cuanto al tamaño decir que las biomonstruosidades son lógicamente grandecitas.

Los modelos tienen generalmente un buen nivel de detalle (en especial cuanto mayores sean), pero en este caso eso no implica un pintado difícil. Hay varios esquemas distintos para los tiránidos que funcionan bien, o sea que tenemos libertad en ese aspecto. Lo habitual es que la piel sea de un tono algo más claro y el caparazón de otro más oscuro para generar contraste. Por último dado que estamos hablando de un grupo de bichos no existen los vehículos como tales, sino miniaturas de tiránidos más grandes y complejas pero que en definitiva no requieren ninguna técnica de pintado distinta. No son un ejército de aspecto bonito sino más bien desagradable, lo que les da una estética que no encaja con cualquier jugador.

LO FÁCIL:
  • Bastante aptos para el pintado en serie, pues hay miniaturas muy similares y todo el ejército comparte el mismo esquema (a excepción quizás de los genestealers).
  • La piel se puede pintar con tintas y obtener deprisa un buen acabado. Para el resto no se emplean demasiadas pinturas.
  • Los vehículos no existen, sólo tiránidos más grandes. No hay que pintar interiores ni efectos de óxido o desgaste.
  • No tienen calcomanías y los dibujos a mano alzada resultan impensables. Tampoco les van los efectos de luz ni por supuesto el MNM.
LO DIFÍCIL:
  • Hay muchas miniaturas para pintar, sobretodo infantería ligera como los termagantes y hormagantes.
  • Admiten degradados en las cuchillas así como perfilado y marcas en los caparazones. Algunos con muchas corazas segmentadas (como el Trigón) pueden pintarse con degradados que se asemejan al MNM. 
  • Un montón de ojos, dientes, bocas y lenguas. Como no llevan casco nos toca pintar cada cara.
  • Las biomonstruosidades son enormes y tienen bastantes detalles. Además presentan marcadas diferencias.
¿Fáciles de pintar nosotros? ¿Te lo parezco yo?


EL VEREDICTO:

DIFICULTAD REDUCIDA: Estos infames xenos pueden pintarse bastante rápido y de modo sencillo si empleamos tintas y algo de pincel seco. No son necesarias técnicas de pintura avanzadas ni tener especial precisión para obtener un acabado digno. No obstante si nos entretenemos en detallar los caparazones y aplicar degradados la dificultad junto al tiempo aumentarán. No son tán fáciles como los Necrones pero están entre los menos complicados.

FIN DEL TUTORIAL

Autor

  • Pesadilla 333 - Wikihammer 40k

miércoles, 23 de agosto de 2017

Codex Marines Espaciales traducido - Suplemento de trasfondo


Como todos sabéis, Games Workshop ha decidido proporcionarnos a los lectores castellanohablantes una versión reducida de cada codex en esta 8ª edición de Warhammer 40k, que no incluye buena parte del trasfondo.

Tras tres semanas de trabajo y más de 30 voluntarios, hemos traducido y maquetado este suplemento PDF que incluye las páginas que GW no tradujo al castellano y que, por lo tanto, no se incluyeron en su versión en castellano.

¡Disfrútalo!

martes, 1 de agosto de 2017

Pintando ejércitos ¿Cuál es fácil y cuál difícil? (2ª PARTE)

Esta entrada es una continuación directa de Pintando ejércitos ¿Cuál es fácil y cual difícil?

ORKOS

También llamados los pieles verdes esta raza de brutales guerreros no piensan en otra cosa más que en combatir por combatir, ya que no parecen tener ningún objetivo concreto salvo machacar a todos a su paso.
Me pareze que noz hemoz pazao con loz rayoz uva
Para empezar debe quedar claro que los orkos son más una horda desorganizada que un ejército estructurado. Esto se traduce en una gran diversidad de miniaturas, con muchas armas y poses diferentes, que si bien se asemejan a simple vista igualmente presentan diferencias notables. Los gretchins pequeñitos y sólo vestidos con taparrabos, los chicoz con distintas armas, cabezas y armaduras, los noblez otro tanto y de los vehículos mejor es no hablar. Si hay un ejército poco apto para el pintado en serie sin duda es este. Al menos todos tienen la característica piel verdosa, aunque sea en distintas tonalidades pues la de los chicoz por ejemplo no es como la de los noblez (pero tampoco es obligatorio el cambio).

Las minis de los pieles verdes están bastante sobrecargadas, con detalles por todas partes y algunas superficies planas (no muy grandes) como las hombreras o los misiles, sobre las que se suelen pintar ajedrezados u otros freehands "sencillos". Para postre todos van con la cara al descubierto, y muchos enseñan los dientes y hasta la lengua (más trabajito). Por suerte los vehículos no tienen interiores, pero es que con el exterior ya vamos servidos. En cuanto a los esquemas de color hay varios típicos para su equipamiento y que van en función del clan, como son el negro (Goff), rojo (Zol Malvado), amarillo (Luna Malvada) y azul (Kráneoz de Muerte). Obviamente la piel siempre en verde aunque también puede usarse otro tono (marrón, violeta). Por último los vehículos son ideales para los efectos de óxido, barro, desconchones, ect... Cuanto más sucio y maltratado se vea "mejor", pero no os paséis.

LO FÁCIL:
  • Todos tienen la piel de color verde.
  • ¿Metal no metáliko? ¿Y ezo qué ez?
  • No indicados para freehands grandes y los vehículos carecen de interiores.
  • Como son sucios pueden pintarse con menor cuidado y nitidez (si queremos hacerlo así), en especial los vehículos pues admiten pincel seco para el óxido y barro. Tampoco requieren por lo general efectos de luz complejos como el object source lighting.
LO DIFÍCIL:
  • Son un buen puñado de miniaturas.
  • Poco aptos para el pintado en serie, pues están repletos de detalles y no guardan suficiente similitud (ni infantería ni vehículos).
  • Mucha piel, bastante metal y también ropa. Además algunos vehículos como el Pizoteador son grandes, o sea que hay trabajo. Lo ajedrezados del clan Goff así como la herrumbre en metales son otros extras.
  • Debemos pintar muchas caras, dientes y lenguas (hasta pelo de garrapato en algunos). También calaveras, colmillos y cuernos, los cuales tienen sus técnicas de pintado.
El rojo noz haze correr máz pero... ¡Ze noz ve enzeguida!

EL VEREDICTO:

DIFICULTAD ELEVADA: Al ser un ejército tan poco uniforme el pintado también se vuelve así. Preparaos para dar color a mil detalles y a usar muchas pinturas distintas aparte del verde.



MARINES ESPACIALES DEL CAOS

Aquellos que hace diez milenios traicionaron al Emperador para unirse a los dioses oscuros son combatientes tan odiados como temidos, pues conforman la unión de las tropas de élite de la humanidad con el poder disforme.
Lo único que nos asusta son los espejos.
Es inevitable en este caso compararlos con sus congéneres leales, pero me temo que hay notables diferencias. Los Marines del Caos -al igual que ocurre con los orkos- son miniaturas de aspecto barroco, es decir muy recargadas. Las superficies libres de adornos parecen algo prohibido, porque tienen detalles a mansalva tales como calaveras, cuernos (que pueden pintarse con degradados) y pinchos. La uniformidad brilla por su ausencia dado que hay astartes de diferentes legiones. Los Berserkers de Khorne son los más predominantes, aunque también hay de los Mil Hijos (Tzeentch), Marines de Plaga (Nurgle), cultistas y marines poseídos. Un "cacao" de mil demonios, nunca mejor dicho.

¿Y los vehículos? Pues tienen los blindados típicos como el Rhino, Predator y Land Raider que no son muy distintos a los de sus hermanos leales. Ahora bien, el resto son grandes bestias o demonios fusionados con maquinaria que no pueden ser más peculiares. Si buscas simetría y homogeneidad éste no es tu ejército.

LO FÁCIL:
  • Adecuados para pintar con tonos oscuros, lo que suele ser más sencillo.
  • Muy pocas caras, pues casi todos van con casco cerrado.
  • No adecuados para el MNM ni los freehands grandes.
  • No excesivamente numerosos, al igual que los marines leales.
LO DIFÍCIL:
  • Casi todas las miniaturas están llenas de detalles y en conjunto hay disparidad, con lo que se dificulta el pintado en serie.
  • Si tenemos marines de distintas legiones habrá que usar varios esquemas de color (ahí es nada).
  • Los ingenios demoníacos son grandes, detallados y completamente distintos unos de otros.
  • Aptos para aplicar variados efectos. Fuego, sangre, putrefacción, luz mágica, etc...
Cada vez que vuelvo del Immaterium llevo un pintado nuevo.
EL VEREDICTO:

DIFICULTAD ELEVADA. Sin duda son más complejos que los Marines Espaciales corrientes. Se trata de una fuerza abigarrada, con tantos elementos para pintar que al principio puede costar un poco.


DEMONIOS DEL CAOS
El Universo paralelo al que llaman Disformidad está repleto de entes demoníacos ansiosos por cruzar al espacio real, y cada vez que lo consiguen todo se transforma en una horrible pesadilla.
Venga, vamos a caldear un poco el ambiente

En este caso básicamente estamos hablando de un ejército de monstruos, algo que lo hace diferente al resto en ciertos puntos. Como podéis suponer hay piel en abundancia, no existen las superficies planas, hay pocos ropajes y el metal queda reservado para las armas y "vehículos". Tenemos a cuatro dioses del Caos disponibles (si contamos a Slaanesh), y como es natural cada uno es muy diferente a sus hermanos en aspecto y esquemas de color. En general los detalles de las miniaturas infantería no son complicados de pintar, pero en los vehículos cuesta algo más (sobretodo los de Khorne, creo yo).


Al igual que en los Marines Espaciales del Caos el conjunto de esta hueste resulta poco coherente (menos todavía de hecho), en especial si mezclamos varios dioses. Está claro que hay que pintar muchísima piel y hacer algunos efectillos, complicándose más el asunto en las miniaturas grandes. Sin embargo la naturaleza de este ejército hace que no resulte adecuado para algunas técnicas o esquemas, con lo que las posibilidades del pintado se reducen. Digamos que hay mucha variedad de miniaturas pero no tantas opciones para pintaras.



LO FÁCIL:
  • Muchas minis son bastante monocromáticas, y se pueden pintar en serie con rapidez (si son del mismo dios) usando tintas y pincel seco. No es necesaria excesiva precisión.
  • Los esquemas casi son "fijos". Khorne rojo, Tzeentch azul, Nurgle verde y Slaanesh violeta.
  • Pocos vehículos propiamente dichos y sin interiores que pintar. Tampoco casan mucho con los camuflajes ni los desconchones.
  • No adecuados para el MNM ni los freehands, y no tienen calcomanías.
LO DIFÍCIL:
  • Colmillos, lenguas, garras, colas, pústulas, llamas, pinzas, cuernos, ojos ... ¿Sigo?
  • Desemejanza total de infantería entre los cuatro dioses. Con los vehículos, bestias y demonios grandes incluso siendo del mismo no hay tanto parecido. Si tenemos minis de cada deidad nuestro ejército constará de al menos cuatro esquemas diferentes.
  • Varios líderes demoníacos son bastante grandes, lo que conlleva más horas de trabajo.
  • No requieren efectos particularmente difíciles, pero si queremos pintar bien la piel realizando algunos degradados mediante veladuras (válido también para armas y cuernos) la tarea puede ser ardua.
At... at... ¡Atchíss!

EL VEREDICTO:

DIFICULTAD MODERADA. Estos monstruos son fáciles para unas cosas pero menos para otras. Se trata de una hueste muy diversa si usamos minis de varios dioses, porque realmente es una combinación de ejércitos. Hay que pintar bastantes muñequitos, pero por su variedad y la técnica a emplear no resulta demasiado monótono.

TAU

Esta joven raza se caracteriza por su avanzada tecnología y su práctica del Bien Supremo. La verdad es que no paran de expandirse y para el Imperio son una espina clavada (en la Franja Este, para ser exactos).
Al finalizar la batalla no quiero ver a nadie con una sola mancha ¿Entendido?
Si antes hemos visto que hay facciones con poca uniformidad ahora estamos justo ante el caso contrario, pues los Tau son un ejército ordenado y de aspecto limpio. Hay mucha infantería, drones, blindados gravíticos, armaduras de combate y algunos aliados (los kroot y aguijones de véspid) que hacen de contrapunto .

Todos los detalles están enfocados en las armaduras, donde se alternan formas rectas y curvadas. Es un ejército con mucho metal, algo de ropa en infantería y casi nada de piel. Los vehículos y trajes de combate guardan evidente similitudes, aparte de compartir todos el mismo esquema. Sus tanques y aeronaves presentan superficies grandes y lisas ideales para pintar camuflajes, y en el resto de minis se pueden pintar freehands de símbolos sencillos (sustituyendo a las calcas, que son más bien simples) Admiten variados esquemas de color, aunque los de tono clarito son más recomendables pues concuerdan con su estética futurista.

LO FÁCIL:
  • Todo el ejército lleva el mismo esquema (salvo aliados) y no se usan muchos colores. Sin duda apropiados para pintar en serie.
  • Miniaturas bastante similares, y algunas como los drones son muy pequeñitas.
  • Los vehículos no presentan demasiados detalles.
  • Casi no hay que pintar caras ni piel.
LO DIFÍCIL:
  • Hay bastante infantería y drones que pintar.
  • Los vehículos admiten camuflajes.
  • Las armaduras de combate están detalladas y algunas son enormes. Son el elemento protagonista y se nota.
  • Los Kroot no pueden ser más distintos a los Tau, lo que frena el pintado en serie.
Vamos chico ¡Busca al enemigo! ¡Busca, busca!

EL VEREDICTO
:


DIFICULTAD REDUCIDA. Poder pintarlos en serie sin demasiados colores facilita mucho la tarea. El objetivo es conseguir un ejército de aspecto uniforme donde predomine el color de las partes metálicas. Tampoco es coser y cantar pero son de los más sencillos.

Autor 

Pesadilla 333- Wikihammer 40k