Paginas

lunes, 28 de agosto de 2017

Pintando ejércitos ¿Cuál es fácil y cuál difícil? (3ª PARTE)

Esta entrada es una continuación directa de Pintando ejércitos ¿Cuál es fácil y cual difícil? y Pintando ejércitos ¿Cuál es fácil y cuál difícil? (2ª PARTE).

Eldars

La raza que antaño gobernó la Galaxia ahora se encuentra cerca de la extinción, pero pese a ser pocos su tecnología y poderes psíquicos los convierten en una peligrosa amenaza.
Con estas sierras se cortan divinamente los embutidos
Si antes hemos hablado de tropas dispares y toscas como los Orkos o las fuerzas del Caos ahora estamos justo en el caso contrario. Los Eldars se distinguen por su estilizado diseño y uniformidad entre sus filas. Las formas curvadas y lisas son algo habitual en ellos, confiriéndoles una apariencia elegante. El caso es que se ven bonitos pero su pintado no es precisamente el más simple.


Por lo general los esquemas son de colores muy vivos, pudiendo todo el ejército compartir el mismo... o no. Estos xenos disponen de variada infantería donde las miniaturas cambian un tanto y pueden pintarse con otros colores (escorpiones asesinos, espectros aullantes), lo cual no favorece mucho el pintado en serie si optamos por esto último. En cuanto a detalles no incluyen tantos como otras minis pero tampoco es que les falten. Especial mención requieren sus joyas espirituales, que conllevan mucho trabajo si pintamos bien cada una. Ah, y no olvidemos a sus aliados Arlequines. Esos sí que pueden dan currele gracias a su vestimenta "romboide" (opcional, por supuesto).


Respecto al tema vehículos hay bípodes así como motos y tanques gravitatorios. Estos son perfectos para realizar freehands sobre sus blindajes (existen verdaderas obras de arte), pero al ser superficies curvadas resulta más difícil. El tamaño no suele ser grande salvo en algún caso aislado (Caballero Espectral) y los interiores no dan mucho trabajo. Por cierto, gracias a su tecnología gravítica no hay ni una sola miniatura sin peana (ni eso nos ahorramos). Para finalizar diré que los Eldars permiten bastante libertad a la hora de pintarlos, pero si queremos realmente sacarles partido hay que trabajar mucho.

LO FÁCIL:
  • Admiten variados esquemas de color.
  • No hay miniaturas excesivamente grandes.
  • En sustitución de los freehands las calcomanías les sientan bastante bien.
  • Casi ninguna cara al descubierto y pocos ropajes en general. 
LO DIFÍCIL:
  • Tienen esquemas de colores intensos y luminosos, lo que cuesta más.
  • Poco aptos para el pintado en serie "general"(de todo el ejército), pero sí cuando se trata de miniaturas del mismo tipo.
  • Idóneos para lucirse con el pintado de joyas, los degradados y también freehands en estandartes, capas, cascos o fuselajes. Tampoco puede descartarse el MNM.
  • Los aliados Arlequines suponen un reto con su vestimenta.
Como alguien me estropee la chapa es que lo mato
EL VEREDICTO:

DIFICULTAD ELEVADA: Si realmente quieres aprovechar las posibilidades que ofrecen estos coloridos y elegantes xenos necesitarás no sólo paciencia, sino también conocimientos pictóricos. Lo cierto es que están considerados de los más difíciles por un buen número de aficionados.

Necrones

Antaño conocidos por los Necrontyr esta civilización fue transformada en los inmortales y despiadados Necrones. Han permanecido durmientes en sus tumbas de estasis durante milenios, pero ahora despiertan para acabar con todo rastro de vida en su camino.
Ya me has pintado con MNM. Ahora los treinta que faltan
Otro ejército de aspecto homogéneo pero en esta ocasión del bando malvado, para variar. Se trata de una hueste formada básicamente por androides de aspecto esquelético junto a otras criaturas con forma insectoide, todo con una estética futurista (un poco egipcia) y amenazante. La principal característica es una predominancia del color plateado junto al negro o verde oscuro. Se pueden pintar de otra forma por supuesto, pero esa es la habitual.

Las miniaturas parecen enteramente fabricadas en serie, porque son casi idénticas unas a otras. Varían en algún pequeño detalle (los guerreros necrones ni eso) y la pose, pero nada más. Otro punto llamativo son sus barritas verdes para las armas Gauss y Dáculus, lo que da un toque de distinción único a esta fuerza inmortal. Las minis no llevan por lo general excesivos detalles que requieran pintar con otro color, y no hay ni un centímetro de piel entre tanto metal (salvo los C´tan). Algunas tienen capas o faldas pero igualmente son metálicas, salvo que las pintemos como si fuesen de piedra. También les podemos aplicar efectos de suciedad y corrosión que no revisten especial dificultad.

Dada su avanzadísima tecnología poseen muchos vehículos gravitatorios como pasa en otras razas, pero hay excepciones como el Acechante, el Monolito o el Obelisco. Algunos son grandes, trabajosos de pintar y bastante diferentes entre sí, de modo que requieren más esfuerzo que la infantería. No obstante que esto no eche a nadie para atrás, pues los Necrones son posiblemente el ejército más sencillo y rápido de pintar en WH40K con un resultado decente.

LO FÁCIL:
  • Resultan perfectos para pintar en serie. Admiten variados esquemas, pero el clásico (plata) y sus variantes son los más populares.
  • Mucho metal plateado que es algo bastante fácil de pintar, y además admite pincel seco. Los tonos negro o verde oscuro también son sencillos.
  • Bastantes miniaturas son prácticamente clónicas. Es un ejército que se puede pintar muy deprisa porque además emplea pocos colores.
  • Cero por ciento de piel y no especialmente aptos para los freehands. 
LO DIFÍCIL:
  • Se pueden pintar con MNM... ¡Todos!
  • Les van bien los degradados y efectos de luz (el aerógrafo ayuda). Igualmente el perfilado de bordes así como el MNM en las cuchillas. 
  • Algunos vehículos suponen mucho trabajo, como el Arca o la Cripta dada su tripulación y modelado respectivamente. Los detalles, el tamaño y la desigualdad de los vehículos pueden convertirlos en la parte más dura del pintado.
  • Resulta muy aburrido pintar tantas miniaturas casi idénticas, en especial si optamos por un esquema algo complejo que requiera mayor tiempo.
Pasa dentro que no mordemos, sólo desintegramos
EL VEREDICTO:

DIFICULTAD REDUCIDA: Nos encontramos posiblemente ante la facción más veloz y simple de pintar. Pincel seco plateado, lavado con tinta negra, algún detalle en verde et voilá, ya tenemos un necrón listo. Pero esto es para nivel tabletop o por debajo, ya que si queremos pintarlos bien de verdad -empleando técnicas para añadir efectos- la cosa se complica más que el mecanismo de un arma Gauss.

Eldars Oscuros

Son la parte más siniestra de la raza Eldar, una despiadada fuerza de piratas provenientes de Commorragh que ataca y se retira de forma rauda e inesperada. Dado que se nutren del dolor de sus víctimas a las que torturan sin la menor compasión, siempre es preferible morir a caer en sus manos.
Nada, que no me sale novio ni a la de tres
Menudos angelitos, ¿verdad? Bueno, para empezar que no os engañe el hecho de que sean Eldar, puesto que a efectos de pintado poco tienen que ver con sus "primos". Su apariencia en parte mantiene la estética de curvas suaves, pero con la inclusión de elementos amenazantes como los pinchos, cadenas, látigos o cuchillas que les dan un aspecto amenazador y también medieval.

Como suele ocurrir en las huestes del mal sus esquemas son oscuros y existe poca uniformidad de tropas. Se trata de miniaturas que se suelen pintar directamente con esquema negro, o bien un verde, azul, o morado muy oscuro. Esto significa que el esquema vendrá definido por los colores que apliquemos a los detalles y en especial a los bordes de la armadura con la técnica del perfilado. Pero no todas las minis son Eldars, pues hay varias monstruosidades que requieren su propio esquema. Además las diferencias entre los Eldars Oscuros son notorias, pues también hay brujas e íncubos.

¿Y los vehículos? Motos y aeronaves similares a las de sus parientes Eldar, con la diferencia de poseer barcazas gravíticas en vez de tanques. En general las minis son detalladas y hay bastante variedad de poses (algo usual para los malos), pero como ya imaginaréis no nos va a facilitar el trabajo.

LO FÁCIL:
  • Colores base muy oscuros, que como digo siempre es más sencillo.
  • No demasiados esquemas y parecidos entre sí.
  • Por lo general las minis de infantería son pequeñitas.
  • No casan mucho con efectos de suciedad o deterioro. Tampoco los freehands salvo en estandartes o algún fuselaje.
LO DIFÍCIL:
  • Las monstruosidades son muy distintas a los eldars. Por tanto resultan poco aptos para el pintado en serie salvo con miniaturas del mismo tipo, e incluso así existen apreciables diferencias.
  • Es necesario perfilar los bordes de las corazas y blindajes, sumado a que tenemos no pocos detalles en cada miniatura. Además hay bastantes rostros y piel.
  • Los que llevan armadura segmentada son aptos para el MNM, y según el modelo pueden venirle bien efectos de luz (en los ojos o el arma con OSL).
  • Los Incursores y Devastadores incluyen bastante tripulación de cuerpo entero, o sea que más infantería para pintar.
Si no somos malvados, es que tenemos mala prensa
EL VEREDICTO:

DIFICULTAD ELEVADA: Pese a mostrarse diferentes a los Eldars convencionales la dificultad para pintarlos no varía demasiado. Las caras, la piel, las muchas desigualdades y tener que perfilar en luz los bordes (esto requiere precisión) nos mantendrán bastantes horas con el pincel en la mano.

Tiránidos

Provenientes de otra galaxia esta plaga conocida como el Gran Devorador consume toda la materia orgánica a su paso con el fin de evolucionar. Una miríada de hostiles y aterradoras criaturas cuya hambre nunca tiene fin ¡Cualquiera los invita a comer!
¿Hay Guardias Imperiales delante? ¡Buffet libre chicos!
Esta facción resulta un tanto especial porque es la única que no posee ninguna tecnología propiamente dicha. Todo su armamento, transporte y equipo está basado en la manipulación genética, lo que se traduce en un ejército formado exclusivamente por una horda de monstruosas criaturas.

El aspecto de los Tiránidos recuerda un tanto al bicho de la peli "Alien", sin duda un diseño pensado para provocar miedo. Muchos cuerpos son esqueléticos y todos tienen zonas recubiertas por caparazones de quitina a modo de armadura, o sea que no necesitaremos pinturas metálicas. Las diferencias entre minis del mismo tipo son más bien pocas a excepción del armamento, y en cuanto al tamaño decir que las biomonstruosidades son lógicamente grandecitas.

Los modelos tienen generalmente un buen nivel de detalle (en especial cuanto mayores sean), pero en este caso eso no implica un pintado difícil. Hay varios esquemas distintos para los tiránidos que funcionan bien, o sea que tenemos libertad en ese aspecto. Lo habitual es que la piel sea de un tono algo más claro y el caparazón de otro más oscuro para generar contraste. Por último dado que estamos hablando de un grupo de bichos no existen los vehículos como tales, sino miniaturas de tiránidos más grandes y complejas pero que en definitiva no requieren ninguna técnica de pintado distinta. No son un ejército de aspecto bonito sino más bien desagradable, lo que les da una estética que no encaja con cualquier jugador.

LO FÁCIL:
  • Bastante aptos para el pintado en serie, pues hay miniaturas muy similares y todo el ejército comparte el mismo esquema (a excepción quizás de los genestealers).
  • La piel se puede pintar con tintas y obtener deprisa un buen acabado. Para el resto no se emplean demasiadas pinturas.
  • Los vehículos no existen, sólo tiránidos más grandes. No hay que pintar interiores ni efectos de óxido o desgaste.
  • No tienen calcomanías y los dibujos a mano alzada resultan impensables. Tampoco les van los efectos de luz ni por supuesto el MNM.
LO DIFÍCIL:
  • Hay muchas miniaturas para pintar, sobretodo infantería ligera como los termagantes y hormagantes.
  • Admiten degradados en las cuchillas así como perfilado y marcas en los caparazones. Algunos con muchas corazas segmentadas (como el Trigón) pueden pintarse con degradados que se asemejan al MNM. 
  • Un montón de ojos, dientes, bocas y lenguas. Como no llevan casco nos toca pintar cada cara.
  • Las biomonstruosidades son enormes y tienen bastantes detalles. Además presentan marcadas diferencias.
¿Fáciles de pintar nosotros? ¿Te lo parezco yo?


EL VEREDICTO:

DIFICULTAD REDUCIDA: Estos infames xenos pueden pintarse bastante rápido y de modo sencillo si empleamos tintas y algo de pincel seco. No son necesarias técnicas de pintura avanzadas ni tener especial precisión para obtener un acabado digno. No obstante si nos entretenemos en detallar los caparazones y aplicar degradados la dificultad junto al tiempo aumentarán. No son tán fáciles como los Necrones pero están entre los menos complicados.

FIN DEL TUTORIAL

Autor

  • Pesadilla 333 - Wikihammer 40k

1 comentarios: